Cloud Run: Google entra en competencia con Amazon en ‘computación serverless’

Los desarrolladores se enfrentan a menudo a una decisión difícil: elegir entre la facilidad y velocidad que implica trabajar sin servidores o la flexibilidad y portabilidad que da el hacerlo con contenedores. Cloud Run resuelve este problema porque aprovecha lo mejor de ambos mundos.

Google Cloud ha anunciado la disponibilidad en fase beta de una nueva oferta de computación sin servidores llamada Cloud Run, que permite ejecutar contenedores HTTP-driven sin tener que preocuparse por la infraestructura. Cloud Run es una propuesta que funcionas completamente sin servidores, encargándose de toda la gestión de la infraestructura, incluyendo el aprovisionamiento, la configuración, el escalado y la gestión de servidores. Aumenta o disminuye automáticamente en cuestión de segundos, incluso se reduce a cero en función del tráfico, lo que garantiza que sólo se pague por los recursos que realmente se utilizan.

Veolia, compañía de soluciones optimizadas de gestión de agua, residuos y energía, ya se está beneficiando de Cloud Run: “Cloud Run elimina las barreras en la gestión de plataformas, otorgándonos la libertad de ejecutar nuestras cargas de trabajo personalizadas a un coste menor en una infraestructura rápida, escalable y totalmente gestionada. Nuestro equipo de desarrollo se beneficia de una gran experiencia sin límites y sin tener que preocuparse por nada”, señala Hervé Dumas, Director de Tecnología del Grupo, Veolia

Cloud Run también está disponible en GKE, lo que significa que puede ejecutar cargas de trabajo sin servidor en sus clusters GKE existentes. Puede implementar los mismos servicios HTTP stateless en su propio cluster GKE y simultáneamente abstraer conceptos complejos de Kubernetes. El uso de Cloud Run en GKE también proporciona acceso a la personalización de máquinas, redes de computación de cálculo y la capacidad de trabajar en paralelo con respecto otras cargas de trabajo desplegadas en el mismo clúster. Proporciona tanto la simplicidad de implementación de Cloud Run como la flexibilidad de GKE. Clientes como Airbus Aerial ya están utilizando Cloud Run en GKE para procesar y transmitir imágenes aéreas.

Google Cloud continúa fortaleciendo su propuesta sin servidores a través de importantes acuerdos con empresas como Datadog, NodeSource, GitLab y StackBlitz. Estas asociaciones proporcionan soporte de integración para Cloud Run en todas las etapas de monitorización, codificación e implementación de aplicaciones. 

Facilitando la portabilidad con Knative

Puede darse la posibilidad de que se quiera ejecutar algunas cargas de trabajo on-premises o a través de varias nubes. Cloud Run se basa en Knative, una API abierta y un entorno de ejecución que te permite llevar a cabo las cargas de trabajo sin servidor en cualquier lugar: administradas de forma completa en Google Cloud Platform, en un clúster GKE propio o en un clúster autogestionado de Kubernetes. Gracias a Knative es fácil empezar con Cloud Run y pasar a Cloud Run en GKE más tarde. También usar Knative en un clúster de Kubernetes y migrar a Cloud Run en el futuro. Al utilizar Knative como plataforma subyacente, es posible mover las cargas de trabajo a través de las plataformas reduciendo sustancialmente los costes del cambio.

Mejoras en las funciones de la nube

También en Google Cloud han pensado en aquellos desarrolladores que buscan conectar de forma rápida y sencilla los servicios en la nube. Google Cloud Functions es una plataforma sin servidores basada en eventos que permite escribir código que responde a estos, sin preocuparse por la infraestructura subyacente. Cloud Functions hace que sea simple y fácil conectarse a servicios cloud como BigQuery, PubSub, Firebase y muchos más.

Fuente: Computing – News

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *