Posts

En la nube híbrida, la latencia es un desafío

En la nube híbrida, la latencia es un desafío

Las empresas se suben a la nube pública con mayor entusiasmo, pero aún queda un tema por resolver: la conectividad.

Las corporaciones están llevando adelante su transformación digital, llevando a las nubes públicas muchas de sus cargas de trabajo. Trabajar con los recursos que ofrecen los grandes proveedores como AWS, MS Azure o Google Cloud es un cambio que puede acarrear dificultades para los equipos IT de las empresas. Los usuarios de las aplicaciones corporativas alojadas en centros de datos propios están acostumbrados a un cierto nivel de rendimiento; al mover esos recursos a una nube pública puede producirse una mayor latencia entre el usuario, las aplicaciones y los datos.

Esta es la razón por la que es fundamental dar el salto a la nube con una estrategia clara para resolver problemas en las comunicaciones y establecer un acceso adecuado a las aplicaciones. Si estamos pensando en agregar una nube pública en nuestra ecuación IT, tendremos que replantear la conectividad para asegurarnos que el rendimiento de las aplicaciones no caerá.

Hiperconectividad: todas las opciones en un solo lugar

En esos casos, los centros de datos especializados pueden resultar una buena opción para conectarse a las nubes públicas sin perder rendimiento. En ellos confluyen los proveedores de telecomunicaciones, las nubes públicas y los puntos neutros de internet. Al alojar parte de la infraestructura IT en un CPD especializado se pueden realizar las conexiones físicas con los proveedores de telecomunicaciones y de servicios cloud en la misma instalación, disminuyendo el número de “saltos” necesarios para conectar.

Cuando las empresas evalúan la posibilidad de externalizar su infraestructura IT deben tener en cuenta el factor de la conectividad: cuantos más proveedores telco/cloud ofrezcan servicios en el centro de datos, más posibilidades de conexiones directas y con menor latencia tendrán a su disposición.

Además, en el caso de requerir conexión con un punto neutro, Interxion en Madrid cuenta con puntos de presencia de ESpanix y de DE-CIX, lo que reduce los costes de tráfico y la latencia al realizar el peering directamente en el mismo centro de datos.

Fuente: Interxion

Conectarse a la nube sin dolores de cabeza

Como mencionábamos antes, a pesar de que adoptar el modelo cloud es ya prácticamente una obligación y no una opción, existen aún reservas con respecto al rendimiento y la latencia que experimentarán aquellas aplicaciones corporativas en las que el acceso rápido y seguro a los datos es crítico.

En el mundo digital de hoy en día no resulta aceptable para los usuarios empresariales experimentar demoras en el acceso a la información de negocio. Hay soluciones físicas para mejorar la latencia, como pueden ser los despliegues de fibra óptica, pero resultan excesivamente costosos. Por eso, han surgido soluciones desde los grandes centros de datos especializados. En el caso de Interxion ese recurso es la plataforma Cloud Connect, que ofrece conectividad directa y privada: con una única conexión física y diversas VLAN es posible conectarse a cinco plataformas cloud (AWS, Azure, Google, IBM y Oracle), evitando internet.

Conviene evaluar la mejor solución para cada caso, ya sea de almacenamiento, back-up o aplicaciones en la nube, según los requisitos de latencia y rendimiento. La latencia puede dejar de ser un obstáculo si se saca partido de las conexiones dedicadas a las nubes públicas, que además reducirán costes y mejorarán la seguridad de las comunicaciones.

Usamos el aprendizaje automático para transformar la educación en línea y mejorar los resultados de los alumnos

Mediante el uso de las herramientas de aprendizaje automático de Google Cloud Platform para comprender y responder a las preguntas de los alumnos las 24 horas, todos los días, la Universidad Strayer mejoró significativamente el apoyo que brinda a sus más de 48,000 alumnos.

Resultado de imagen para Google Cloud Platform y Dialogflow

La población estudiantil de la Universidad Strayer está compuesta principalmente por alumnos “no tradicionales” que se enfrentan a obstáculos que no enfrentan los alumnos tradicionales de un campus. La mayoría de ellos trabajan a tiempo completo, tienen hijos y ya intentaron estudiar en una institución de educación superior. Además, más del 80% de los alumnos de Strayer cursa al menos una de sus materias en línea. La universidad reconoce que no puede responder a los problemas de los alumnos en línea de la misma manera en que podría hacerlo una universidad tradicional. Necesitan una metodología exclusiva.

 

QUÉ DICEN LOS LÍDERES DE TI

Implementar “Irving” mediante Google Cloud Platform y Dialogflow no solo ayudó a los alumnos a obtener respuestas más rápido, sino que también liberó al personal de la universidad para concentrarse en ayudar a los alumnos con mayores necesidades a lo largo de su recorrido para graduarse.

Joe Schaefer, director de Innovación y Tecnología, Universidad Strayer

Presentamos a Irving: un agente de servicio amable

La institución ya usaba una plataforma de chat en vivo con horarios extendidos para adaptarse a las necesidades de los alumnos que trabajan. Pero querían desarrollar un asistente virtual que pudiera aprender al conversar con los alumnos y brindarles apoyo en tiempo real. Los directivos de Strayer armaron un equipo interdepartamental formado por un psicólogo conductual, un ingeniero de software, un programador con un perfil técnico muy completo y un diseñador de conversaciones. Buscaron tecnología que estuviera a la altura de la tarea y seleccionaron Dialogflow de Google.

Daniel McCarthy, director ejecutivo de Inteligencia Artificial y Automatización, describe el modelo de lenguaje de Google Cloud y Dialogflow como “tan robusto que es increíble lo eficiente y preciso que resulta”. La facilidad de uso y la flexibilidad de Google, la posibilidad de arrancar rápidamente y la capacidad de ir más allá del modelo de bot de chat fueron factores importantes a la hora de decidir asociarnos con Google para este programa. En menos de una semana, el equipo de Strayer creó un prototipo que podía no solo saludar a un alumno por su nombre, sino hasta conocer datos personales como su cumpleaños. Irving, llamado así en honor al fundador de la universidad, el doctor Irving Strayer, detectó el momento en que una conversación se estaba yendo de tema y redirigió al alumno a un agente humano para que le brindara más asistencia. El cambio fue notable.

Impacto en los alumnos

Desde la primavera de 2017, hubo más de 163,697 interacciones con Irving, que atendió a más de 20,000 alumnos diferentes y tuvo un índice de éxito del 72% en cuanto a su capacidad de comprensión de los mensajes de los alumnos. Hasta los alumnos que no hacen cursos en línea se benefician con Irving, ya que está alojado en iCampus, una herramienta a la que tienen acceso todos los alumnos. A raíz de este éxito, Irving ya se encarga del 74% del volumen de chat en vivo de Strayer. De esta forma, el personal de asistencia al alumno se puede concentrar en quienes tienen necesidades más complejas. Las reacciones de los alumnos fueron positivas. Cuando se le pidió opinión después de interactuar con Irving, un alumno comentó: “Fue muy útil. ¡No veo la hora de tener otra pregunta!”.

En los próximos meses, Strayer usará Dialogflow para generar análisis de opiniones y seguir optimizando la experiencia de los alumnos. McCarthy enfatiza que Strayer constantemente extrae preguntas para agregar a su contenido y mejorar el servicio. Además, agrega que la universidad tiene ambiciones más elevadas para su tecnología: lo próximo que planea el equipo es usar las tecnologías de Dialogflow y Google Cloud para identificar a los alumnos que necesitan asistencia adicional y ofrecerles tutorías y recursos complementarios a fin de ayudarlos a mejorar su vida a través de la educación. McCarthy es optimista: “La excelente funcionalidad de Dialogflow es ideal para la misión que tratábamos de cumplir y estamos muy entusiasmados con eso”.

PERFIL DE LA ORGANIZACIÓN

La Universidad Strayer, que cuenta con 125 años de innovación educativa, desarrolla y aprovecha las nuevas tecnologías para dotar de nuevas habilidades a adultos que trabajan. La universidad, con sede en Washington (D.C.), es pionera en educación en línea y se convirtió en una de las primeras instituciones acreditadas en ofrecer un programa de grado en línea en 1996.

Fuente: Google Suite for Education

https://edu.google.com/intl/es-419_ALL/latest-news/stories/strayer-university-gcp/?modal_active=none