Siempre se supo que el universo tecnológico tenía un sinfín de maravillas para la vida del ser humano. Cada avance implicó un bienaventurado viaje en el que se plantó una bandera por mundo: en el de la comunicación digital, de la robótica, de la salud, entre otros, siendo hoy la estrella de esta conquista el blockchain

Pocas cosas emocionan tanto a los especialistas estos días como lo hace el blockchain, una nueva forma de realizar transferencias de valor a través de internet. Algunos definen a la cadena de bloques como un libro de registros, otros como una base de datos cifrada que no necesariamente involucra transacciones económicas. Lo cierto es que esta modalidad de intercambio se encuentra revolucionando la industria y derivando una imponente transformación digital.

¿Por qué se está volviendo popular el blockchain?

Es muy probable que las personas que se encuentran dentro de la industria tecnológica escuchen este término una infinidad de veces cada semana, incluso empresas que no forman parte del círculo. Todo se debe a su sistema fiable e inalterable.

Expertos ejemplifican su forma de operar con la activación de una nueva moneda. Si dos personas quisieran ponerla en curso, una de ellas debería tener un libro de contabilidad en el cual ella y sólo ella anotara cuánto tiene, por ejemplo 50 monedas. Entonces, si se quiere transferir 25 monedas a la otra persona, se le dará una copia del libro y así el receptor podrá corroborar que efectivamente el emisor tiene esa cantidad para hacer el envío. Una vez realizada la operación, esta se verá reflejada en el libro de cada uno, los cuales dejarán asentada la cantidad que ahora poseen y de dónde ha venido. Este ejemplo se repetirá en operaciones con terceras personas hechas con las primeras y así sucesivamente.

La razón principal por la que el blockchain se ha vuelto tan popular es porque permite a cada una de las partes tener una copia de los registros, haciendo que sea imposible alterarlos. Además, estos registros, a través de la cadena de bloques, resultan impermeables a la censura y la confiscación. Algo muy diferente a lo que ofrecen las entidades que tradicionalmente centralizan las operaciones. 

Ventajas del blockchain

De acuerdo a lo que se ha desglosado en la primer parte del artículo, podemos decir que este sistema cuenta con las siguientes ventajas para las transacciones:

  • Garantiza la seguridad
  • Es descentralizado
  • La información que brinda es clara para todas las partes, independientemente de tener más o menos capitales
  • Los registros son accesibles a toda hora en cualquier parte del mundo

Ellos ya son parte de la transformación digital

Al hablar del uso del blockchain se despliega una multiplicidad de campos en los que infiere. ¿Qué industrias ya usan la tecnología Blockchain? Industrias como la educativa, de la salud y la financiera ya empezaron a adoptarla.

En primer lugar, el sistema educativo plantea la necesidad de reeducar a los profesionales activos del siglo XXI con la propia tecnología que acompaña a la época. La formación online y las herramientas digitales son indispensables para crear personal de primer nivel. Por ejemplo, el abogado que hoy quiera llevar adelante su trabajo encontrará conveniente y de mucha ayuda interiorizar el blockchain para la generación de contratos inteligentes. Esto supone una fuerte -y rentable- inversión desde el sector de la educación para proveer de los conocimientos necesarios a cada profesional.

En segundo lugar, la medicina tiene la lupa sobre la cadena de bloques. En parte por la demanda de la sanidad a distancia y la telemedicina disparadas por pandemia. Es así como además la gestión de los datos es clave para identificar nuevas infecciones a nivel global o rebrotes. El blockchain es una herramienta que permite un tratamiento de datos más eficiente y preciso con una respuesta más efectiva y coordinada.

En tercer lugar, otro sector que ya presencia la transformación digital es el financiero. Los medios de pago están virando hacia monedas digitales basadas en la cadena de bloques. La astucia de las empresas se medirá en cuestión de aprehender con mayor rapidez esta forma de transacción.

Con vista hacia el mañana

La transformación digital ya tocó la puerta y las industrias de a poco están volcándose a ella. La historia nos ha demostrado que aquellos que saben remontar las olas de cambio son los que han hecho que sus negocios sean los gigantes de hoy en día.

Será una transición ardua pero seguramente fructífera. Se trata de apuntar al futuro para abrazar novedosas formas de intercambio de valor y elevar las organizaciones de la mano de la tecnología.

Por Ivana Zafira