¿Cómo ayuda la omnicanalidad a las instituciones educativas?

omnicanalidad-instituciones-educativas

Las instituciones educativas tienen ante sí un gran desafío: ofrecer un servicio personalizado y de calidad a cada vez más estudiantes. A su vez, deben implementar canales para interactuar con toda la comunidad involucrada en el sector educativo. De allí la importancia de buscar nuevas estrategias en beneficio de los alumnos, y la omnicanalidad puede ser una de ellas. Pero ¿qué es la omnicanalidad y cómo ayuda a las instituciones educativas? veámoslo.

¿Qué es la omnicanalidad y cómo usarla en las instituciones educativas?

La omnicanalidad es una estrategia de marketing en la cual se coordinan distintas áreas de una empresa, con el objetivo de proveer la mejor experiencia al usuario. Para lograrlo, la empresa integra todos los canales de atención al usuario que estén a su alcance, para beneficio del cliente. De este modo, este cuenta con más facilidades para adquirir un bien, creando una mejor sensación de satisfacción y fidelidad con la marca.

Llevando esta estrategia a las instituciones educativas, el estudiante y la satisfacción de las distintas necesidades que genera su formación, serían los objetivos principales. En este sentido, la institución debe centrar las funciones de cada área en la atención y comunicación con el alumno durante su progreso de aprendizaje. 

Para lograrlo, es necesario integrar los canales existentes para la comunicación con el alumno, facilitando así la interacción de este con la institución. Asimismo, es de suma importancia tener los datos bien estructurados y alineados según el proceso de registro de información del CRM, así como contar con un asistente virtual que responda a los requerimientos de los alumnos en todo momento.

Beneficios para las instituciones educativas

La implementación de una estrategia omnicanal junto con la incorporación de un sistema de workflow y marketing automation aporta muchas ventajas al plantel. Esto gracias a la facilidad que brinda en la coordinación de las tareas internas de la institución educativa y la eficacia en su ejecución. Generando así una comunicación coherente y resultados rápidos entre las áreas de la institución y los alumnos, fortaleciendo su fidelidad con el plantel.

En consecuencia, se podrá tener una visión general sobre los usuarios (alumnos) y sus distintas necesidades de aprendizaje. Permitiendo así, trazar estrategias de ventas que cubran las diferentes demandas en el aprendizaje educativo de la localidad.

De esta manera, se podrán aprovechar las tendencias y atender las necesidades existentes que contribuyan al crecimiento de la institución educativa. Implementando diversas herramientas, técnicas e iniciativas disponibles, como lo dictan las estrategias del Growth Hacking.

Innovar es la clave

Difícilmente se obtendrán resultados distintos si se usan las mismas estrategias, además una estrategia podría perder su eficacia si las condiciones cambian. Por ello, es importante evaluar continuamente a fin de buscar nuevas estrategias y mejores soluciones a las dificultades en el mercado educativo.

Valerse de todas las vías de comunicación disponibles para mejorar la experiencia del alumno con la institución educativa es fundamental, por eso la omnicanalidad cobra fuerza hoy.

Actualmente muchas instituciones han implementado el uso de Google Suite for Education para facilitar las clases a distancia y las labores administrativas del plantel. Este servicio de Google es gratuito y está enfocado para las instituciones educativas sin fines de lucro acreditada por el gobierno. Convirtiéndose así en una excelente herramienta para llevar una institución educativa por la vía de la omnicanalidad.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *