En la entrada anterior se habló de la relevancia que adquirió la interfaz mobile con la situación sanitaria durante el 2020. Una suba del 30% de uso sólo en Android y un 50% en canales de venta como redes sociales despertó las alertas del gigante tecnológico, Google. Por lo que viró su scraping para el rankeo de web sites, que anteriormente se hacía considerando su funcionalidad en versión desktop, a la versión mobile.

Esta acción es un disparador que hace que las empresas se replanteen el desarrollo de apps para sus negocios y una estrategia que englobe satisfacción para el cliente, valor comercial y de recopilación de datos y un involucramiento distinto para con la marca.

Dentro de la antología de lecciones que ha proporcionado esta nueva realidad global, es posible detectar que la transformación digital es el camino más prometedor para el crecimiento empresarial. Algo que se aplica al 100% prestando atención a los comportamientos de los usuarios para crear espacios de conexión que faciliten la decisión de compra y fomenten la recompra.

La transformación digital a tu favor: 3 razones por las que una aplicación propia es una buena idea

Un desarrollo de apps apropiado, con su correspondiente estrategia hará que el proyecto solo tenga una dirección, hacia delante. ¿Qué necesita mi consumidor? ¿Cómo consume? ¿En qué situación? son algunas preguntas en las que hay que detenerse para dar comienzo a la transformación digital.

Para dar respuesta a todas esas preguntas y a tantas más a la hora de desarrollar una aplicación es necesario comprender el beneficio del uso de datos y las diferentes inteligencias artificiales para elevar la comunicación y la rentabilidad.

  1. Comunicación directa entre el negocio y el usuario

Tener una aplicación propia permitirá a la marca comunicarse sin intermediarios, algo que incrementa la confianza y el sentimiento de contención que necesitan los consumidores frente a consultas, cambios de producto y necesidad de asistencia. Es probable que negocios íntegramente digitales precisen brindar 24hs de atención al cliente; con una app, el usuario estará a dos taps de pantalla de conseguir respuesta, una necesidad que siempre ha sido clave satisfacer en el menor tiempo posible para conservar al cliente y generarle una buena percepción de los productos o servicios ofrecidos.

Sumado a esto, no hay que olvidar el espacio personalizado que representa poseer una cuenta para efectuar la compra. Los datos se guardan adecuadamente para evitar un paso de más en la segunda compra, se agilizan los procesos y se le demuestra al usuario que su tiempo es valorado. Sus gustos y preferencias se ven recopilados en su cuenta y se genera una puerta abierta hacia la recomendación en base a compras realizadas. Se forma un mensaje en el que se expresa calidad de servicio frente a los compradores que hacen posible una empresa.

  1. Las estrategias se abultarán gracias a los datos

Esta comunicación directa de la que se habló en el punto anterior debe ser utilizada para una fase más profunda de servicio. Los datos registrados, como el correo electrónico, permitirán crear una sólida base de datos interna con la seguridad de que aquellos usuarios registrados efectivamente han mostrado interés por el negocio. Algo muy importante para luego crear estrategias de marketing digital como lo es el email marketing. 

Además, con una app propia se podrá detectar cuánto tiempo transcurre desde el inicio de una compra hasta el final, en qué paso se detiene el usuario y por qué, cuántos productos se agregan al carrito y por qué, de suceder, se declina un pedido.

Toda esta información permitirá optimizar los procesos y subir el volumen de la voz de los consumidores, lo que hará que otras oportunidades surjan a través de esta relación fluida e implementando inteligencia artificial.

  1. La inversión regresa no sólo en dinero, sino también en tiempo y optimización del esfuerzo

Lo que ayer significaba un largo proceso con varias personas involucradas hoy se ve transformado en un excelente manejo de la venta offline rápida y efectiva. La aplicación móvil hará sencilla la forma de pedir y retirar el producto. Algo que permite ganar desde ambos extremos; por un lado el cliente consigue practicidad y privacidad para experimentar, recorrer la tienda y decidir y, por otro lado, el negocio adquiere agilidad en sus entregas y reduce los costos de manutención del local físico.

De esta forma se puede comprender la importancia y el beneficio que implica tener una aplicación móvil para un negocio. Un canal portátil que promete ser el responsable de nuevas formas de consumo altamente productivas para ambos partícipes de las compras. Será la manera más prácticas de remontar la ola de la transformación digital en un panorama que evoluciona a cada instante.

Por Ivana Zafira