¿Cómo funciona el Social Selling?

, ,

El Social Selling es un modelo de ventas basado en la utilización de los medios sociales y que tiene como finalidad:

Por supuesto, con estos 3 pilares, buscamos convertir y cerrar ventas.

¿El Social Selling es 100% digital?

Con este modelo de ventas no hablamos de negar la relación entre las personas.

Todos los que hemos vendido en alguna ocasión sabemos que la venta se produce cuando existe un vínculo emocional entre vendedor y comprador. El problema es que, en la actualidad, son pocos los clientes que aceptan una visita comercial, que atienden tus llamadas o responden a tus e-mails.

Por eso, con una estrategia de Social Selling lo que buscas es el contacto con tu cliente objetivo, para después cerrar la venta con una visita personal o una videoconferencia.

¿Y dónde crees que está más receptivo tu cliente? ¡En las Redes Sociales!

Sobretodo en LinkedIn, ya que todos los usuarios estamos ahí para crear y aprovechar las oportunidades de negocio.

Por tanto, ahí es donde vamos a ir a buscarle y donde vamos a empezar a crear esa relación de confianza que nos lleve a una entrevista que sea, prácticamente, de cierre.

¿Cómo crear una estrategia de Social Selling en LinkedIn?

Si quieres aprovechar tu tiempo y los recursos que te ofrece LinkedIn para vender más y más rápido, te recomiendo que sigas los siguientes pasos:

Optimiza tu perfil personal

Tienes que tener claro una cosa: tu perfil de LinkedIn es tu tarjeta de visita.

¿Irías a ver a un cliente en ropa de sport? ¿Te sentarías a hablar con él con las gafas de sol puestas? ¿Verdad que no? Pues entonces, no utilices esas imágenes para darte a conocer.

Los clientes buscan a personas profesionales y no basta con que digas que lo eres, debes demostrarlo. Y el primer paso está en tu perfil de LinkedIn.

Crea una red de contactos útiles y profesionales

En LinkedIn no hablamos de “amigos”, sino de “contactos”. Por tanto, no te va a servir de nada tener a tu prima o a tu hermano en tu red, a no ser que tengas negocios con ellos.

Utiliza el buscador avanzado para encontrar a esas personas, con el cargo y la empresa que buscas e invítales a conectar enviando un mensaje personalizado.

No hace falta que aceptes a todo el mundo, si no te interesa. De hecho, el algoritmo de LinkedIn valora que seas selectivo.

Publica contenido de valor para tus potenciales clientes

El contenido de valor es aquel que responde a las dudas y satisface las necesidades de tu red de contactos. No publiques contenido endogámico que sólo hable de ti o de tu empresa. Eso no gusta a nadie (tampoco a ti cuando lo hacen los demás).

El Marketing de Contenidos te va a resultar muy útil para saber de qué vas a hablar. Gracias a esto puedes atraer clientes sin que tú tengas que ir a buscarlos. ¡Bien”, ¿verdad?

Diseña estrategias push para captar clientes

Piensa qué tipo de tipo de acciones proactivas vas aponer en marcha para ser tú quien da el paso de aproximación hacia ese público objetivo que quieres captar.

A veces, no podemos esperar a tener esa atracción y conviene que alternemos las pull con las push.

 

Elije los KPI’s y las métricas que vas a medir y analízalas. 

Medir es necesario en toda estrategia porque gracias a ello vas a saber si los objetivos que te has marcado los consigues o no. Gracias a esta valoración, vas a poder mejorar tu estrategia en aquellos aspectos que sea necesaria una mejora. ¡No dejes de hacerlo regularmente!

En LinkedIn, todos los usuarios tenemos un valor que mide “lo bien o mal” que lo hacemos en la red social. Es el Social Selling Index.

Además, es importante que calculemos el engagement que genera nuestras publicaciones y que veamos la curva de crecimiento de nuestra red de contactos.

 

¿Cómo crear una estrategia de Social Selling en Twitter?

Twitter es el complemento perfecto para la estrategia de Social Selling que desarrollas en LinkedIn. Muchos aspectos son comunes a ambas redes sociales, aun así toma nota de estos pasos:

Optimiza tu bio 

Al igual que en LinkedIn, es necesario que las imágenes de tu perfil sean profesionales.

Haz una breve descripción sobre a lo que te dedicas y destaca tu especialidad utilizando algún hashtag. Ojo, alguno, no lo pongas en todas tus palabras clave.

Si tienes una web o blog personal, escríbelo. Si no, puedes incluir el enlace a tu perfil de LinkedIn, así podrás mantener conversaciones también allí.

Aumenta tu número de seguidores y de seguidos

Twitter permite que sigas a un usuario sin reciprocidad. Aprovecha esto para seguir a esos perfiles que te interesan y con los que quieres mantener una relación comercial.

Haz varios tuits al día, retuitea, menciona, usa hashtags

Como en toda red social, tus publicaciones están definidas desde un calendario de publicaciones que crearás para ellas. En Twitter debes tener en cuenta que lo mínimo que necesitas para tener cierta visibilidad es 4 tuits diarios (el fin de semana puedes bajar a 2).

También es importante que interacciones con los contenidos de los demás y que utilices los hashtags donde quieres ser visible.

Menciona a esos perfiles que tienes en el punto de mira.

Tuitea contenido de valor para tu comunidad

Como en el caso de LinkedIn y, en general, en los medios sociales, aquí también vas a necesitar estrategias pull, como el Marketing de Contenidos. Haz buen uso de ellas y piensa siempre en qué es útil para tu cliente.

Mide y analiza

También esta sección es común a ambas redes. Twitter tiene una sección de Analytics que te da muy buena información sobre los resultados obtenidos en el mes anterior.

Te sugiero que la repases cada fin de mes y extraigas conclusiones que te hagan mejorar tu estrategia de Social Selling.

¿Ya has intentado vender tus productos con la ayuda de las redes? ¡Cuéntanos qué es lo que mejor te ha funcionado!

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *