El cambio cultural y tecnológico, en Argentina, ha disparado un camino vertiginoso pero 100% prometedor para las empresas. En él se encuentran nuevas experiencias virtuales que amplifican el horario, la atención al cliente y las oportunidades de venta. Y qué mejor que estar preparados para transitarlo y destacar en los medios digitales. 

El año 2020 pisó el acelerador a fondo y la transformación digital en el país comenzó una carrera nunca antes vista. Las organizaciones que mejor han afrontado aquellos cambios, hoy se encuentran con un nuevo mundo cibernético para explotar. 

Ahora bien, es cierto que se despertó una infinidad de posibilidades online, pero resulta complicado algunas veces, adaptarse al cambio de estructura de trabajo que se venía manteniendo desde hace tanto tiempo. Es en este punto donde considerar un partner tecnológico se vuelve una alternativa de máxima utilidad. Se trata de empresas que brindan apoyo a los proyectos, mantenimiento y soluciones tecnológicas

La caballería de tu negocio online

La empresa ha comprado su software, la tecnología que necesitaba ¿Y ahora qué? 

El traspaso desde lo offline a lo digital va más allá de la adquisición de recursos, ahora la empresa se debe ocupar de su implementación y de sacar provecho a la inversión. Porque claro está que la compra de aquellos nuevos recursos necesarios en esta nueva realidad llegó sin previo aviso y el esfuerzo fue grande.

El partner tecnológico se encarga de proveer los servicios para explotar aquellos recursos. Acompaña el proceso de transformación digital y ofrece una mejora continua de la propuesta tecnológica. Por ejemplo, existen múltiples plataformas de e-Commerce similares; en este caso, el partner tendrá como función orientar a los encargados de la toma de decisiones de la empresa y realizará el despliegue técnico para agregarle a esas plataformas la distinción que un buen diferencial requiere.

Sumado esto, el partner también impulsa la automatización a través de la migración de las bases de datos, catálogos y procesos hacia la nueva plataforma de venta. Un paso que debe tener una ejecución minuciosa en pos de reflejar la calidad del negocio. Luego de ello, pone en marcha el desarrollo evolutivo de la plataforma y de la experiencia del usuario.

Ventajas competitivas de tener un partner tecnológico

No cabe duda de que contar con uno es tener un as bajo la manga; sobre todo porque la contratación externa permite contar con un equipo de trabajo especializado que se abocará de lleno a la transformación digital mientras la empresa se ocupa puntualmente de sus ventas. El partner aporta un equipo ya formado para traer soluciones tecnológicas. Entre las cuales están: 

  • Flujo de trabajo digitalizado.
  • Análisis de la productividad para reforzar las acciones comerciales.
  • Automatización que economiza el tiempo.

Con un partner tecnológico las empresas se aseguran la vanguardia en tecnología y el aceitado de una rueda innovadora que jamás se detendrá. Porque su trabajo no sólo trae oportunidades tech, sino que también mejora la experiencia laboral de los empleados.

Optimiza el negocio desde el aprendizaje

Para estimular la digitalización de una empresa, el partner tecnológico también ofrece cursos de formación en distintos campos. La educación del personal es la promesa de un servicio eficiente y el orden apropiado de los datos internos. De esta manera el partner se encarga de elaborar los cursos necesarios para que cada trabajador pueda aprovechar al máximo las funcionalidades de los programas digitales que hacen su labor más sencilla. 

Las 5 mejores herramientas que solo un partner tecnológico puede darte

Además de la asistencia frente a cambios informáticos, también ofrece un jugoso conjunto de estrategias de marketing digital. Desde la recopilación de clientes potenciales hasta técnicas de posicionamiento web. Las 5 mejores son:

  1. Web scraping: mediante esta, extraen y almacenan datos de páginas web para analizarlos o utilizarlos en otra parte. Con ella, por ejemplo, es posible recopilar datos de contacto, como direcciones de mail o números de teléfono, o también términos de búsqueda o URL. Estos se almacenan en bases de datos locales o tablas para que el cliente la emplee en el momento que crea más conveniente.
  2. Marketing automation: ayuda al departamento de ventas a identificar sus clientes potenciales y elaborar un plan estratégico. Desarrolla y analiza las campañas de marketing, agiliza los procesos de gestión de las campañas, organiza y almacena información relevante acerca de los clientes y formula un flujo de contactos.
  3. Posicionamiento SEO: el partner utiliza palabras clave, contenido de calidad, links, entre otras estrategias, para filtrarse en los parámetros de Internet hasta alcanzar un buen posicionamiento en los motores de búsqueda.
  4. Inbound marketing: consiste en diseñar contenido atractivo y omnicanal para atraer a los clientes potenciales del negocio a su página web. 
  5. Campañas publicitarias: utilizando las principales plataformas de anuncios digitales se dan de alta publicidades atractivas con una fina segmentación que haga valer el dinero invertido en función del objetivo de campaña.

Bien acompañados en los procesos

En resúmen, el partner tecnológico se ha vuelto un pilar fundamental para la nueva era de los negocios online. Un soporte dedicado a la mejora continua a través del uso estratégico de la tecnología que permite a las empresas optimizar tiempo y recursos y así crecer sin parar. 

Su acompañamiento para con las empresas promueve una eficaz implementación múltiples softwares y herramientas, lo que facilita el trabajo de los equipos laborales. Con el partner, las tareas cuentan con una automatización antes jamás pensada que traerá progreso y abultamiento de bases de datos con oportunidades comerciales.

Por Ivana Zafira